Fisioterapeuta aplicando una terapia en la zona cervical

¿Cuándo ir al fisioterapeuta?

Las Clínicas de fisioterapia reciben cada día a pacientes nuevos con dudas. ¿No le estarán dando mucha importancia a su dolor? ¿Merece la pena ir al fisioterapeuta cuando se puede hacer vida normal con sus molestias?

Estamos acostumbrados a tratar nuestras dolencias físicas con medicación, ya sean analgésicos, antiinflamatorios o medicación especifica, pero muchos de estos dolores con los que convivimos pueden ser tratados, reducidos e incluso eliminados por un buen fisioterapeuta.

El consejo que te doy

Los siguientes consejos quizá te ayuden a saber si te conviene ir a ver a un fisio. En cualquier caso, claro está, te recomendamos que hables con especialistas en la materia o con tu terapeuta, y asegurarte que nada te impide probar una sesión.

Aunque el dolor suele ser el motivo que los pacientes ven más claro, la movilidad es igual de importante. Si hay movimientos que te cuesta hacer y te estás acostumbrando a vivir con ellos, es preocupante. El cuerpo necesita “desengrasar” justo esas posturas para no perder más y más movilidad.

La fisioterapia pasiva (los masajes que tanto nos atraen cuando hemos tenido la suerte de no necesitar sí o sí un fisio) es estupenda para muchos dolores lumbares. Si tienes un problema localizado, notarás enseguida mejoría en una por medio de un tratamiento especifico por especialistas.

Si has sufrido una lesión deportiva o un accidente por supuesto un fisioterapeuta es parte importante de la recuperación total, ayudando en huesos, músculos y articulaciones que hayan quedado afectados. Son conocidas sus cotizados tratamientos en el deporte profesional que pueden reducir el tiempo de una lesión que en términos normales puede durar meses, a horas.

También los problemas de postura frecuentemente se aducen como motivos para no ir al fisio. “Es mi culpa, en cuanto deje de sentarme así al ordenador me sentiré mejor”. Este razonamiento tiene dos problemas: se basa en una culpabilidad inútil (¿Qué más da por qué?, lo importante es arreglarlo) y no es cierto: un fisioterapeuta nos puede ayudar a corregir esas posturas y compensarlas con buenos ejercicios.

En definitiva son todo ventajas y es una especialidad que al no estar en el catalogo de la sanidad básica universal no prestamos correcta atención, antes de llegar a una medicación crónica, ¿probaras con un fisioterapeuta?

Aplicar técnicas de terapia por un fisioterapeuta pueden hacer desaparecer dolencias crónicas.

Tal vez te gustaría saber mas sobre algunas dolencias que puede tratar un fisioterapeuta, como la Pubalgia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies