Naranjas en temporada

por | 25 Noviembre, 2016

En este post queremos hablar concretamente de las naranjas, y de por qué lo mejor es comprarlas cuando estamos en temporada.

Además, daremos los meses del calendario en los que podemos conseguirlas, para disfrutar de ellas en plenitud de sabor y con mayor cantidad de nutrientes.

Una fruta de otoño-invierno

Así es como podemos catalogar las naranjas. Y es que es a finales de septiembre cuando podemos empezar a ver naranjas naturales en los árboles, anunciando que ya es el momento de empezar a tomar medidas para aumentar nuestra ingesta de vitamina C y prepararnos para el frío y los resfriados.

naranjas-en-temporada

A finales de diciembre o primeros de enero es cuando se termina esta temporada, aunque hay algunas variedades, como pueden ser las mandarinas o determinadas especies, que pueden verse en los mercados y los comercios electrónicos que permiten comprar naranjas a domicilio.

Por qué elegir ese momento

Las naranjas cultivadas de manera tradicional son las que más beneficios nutricionales proporcionan por varias razones.

La principal es que al madurar al sol, las condiciones organolépticas se acentúan, así como la síntesis de los nutrientes, como las vitaminas y los minerales.

Por eso, el mejor momento para elegir naranjas cuando están en temporada y se comercializan desde origen sin pasar por cámaras ni sistemas de conservación artificial, que obligan a recoger las frutas cuando no están maduras del todo y se pierde una parte importante de sus propiedades.

naranjas-en-temporada-2016

Incluso el dulzor de las naranjas se ve afectado por estas condiciones. En un entorno natural, que de día haya temperaturas templadas y por la noche haga frío concentra más los azúcares, lo que proporciona a las naranjas un dulzor natural que no se puede lograr añadiendo azúcar.

Por eso, siempre que sea posible es mejor elegir naranjas que se sepa que vienen de cultivos tradicionales y que están en época de recogida.

La mejor manera de consumirlas

Tanto si compras naranjas de valencia a domicilio como si eres más de pasar por el mercado a mirar las piezas que prefieres llevarte, o incluso si tienes a mano un naranjo desde el que recogerlas, la mejor manera de comer naranjas o tomar su zumo es a temperatura ambiente. Su sabor se aprecia mucho más cuando no están frías, así que es mejor que nos las guardes en la nevera.

En caso de que lo hagas, sácalas por lo menos una hora o dos antes de utilizarlas. Verás que hay una gran diferencia entre tomar una naranja fría y comerla (o beberla) atemperada.

It's only fair to share...Digg thisShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *